La Persona Bienaventurada

Ore para que Dios le ayude a amar su Palabra

Lea el Salmo 1.



1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.
4 No así los malos,
Que son como el tamo que arrebata el viento.
5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,
Ni los pecadores en la congregación de los justos.
6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;
Mas la senda de los malos perecerá.

Leer que Dios bendecirá a su pueblo nos da aliento. En Salmo 1, un salmo sapiensal, encontramos el medio de esa bendición cuando el salmista contrasta el camino del justo con el camino del malvado. El salmo comienza alabando a aquel que evita los caminos de los pecadores y se deleita en la ley de Dios, llamando a aquellas personas «bienaventuradas».

En el Salmo 1:1, el salmista dice que hay tres áreas en las que debemos evitar: «consejo», «camino» y «silla» ¿Qué enfatizan estas diferentes áreas y porque debemos evitarlas? ¿Cuál es la diferencia entre los malos, los pecadores, y los escarnecedores? ¿Cuál es la importancia de esta distinción para nosotros hoy?

En lugar de asociarse con la persona mala, la persona «bienaventurada» se deleita en la ley de Dios. La palabra generalmente traducida como «medita» en el Salmo 1:2, literalmente, significa «murmura» o «lee en voz alta. » ¿Lee regularmente la Palabra de Dios en voz alta? ¿Cuáles son algunos beneficios de hacerlo? ¿Cuál es el propósito de «meditación” en la Palabra de Dios de acuerdo a Josué 1:8?

Salmo 1:3-4 contrasta la seguridad de los justos con la de los impíos. El «tamo» se refiere a los tallos de trigo que el viento se llevará durante el proceso de aventar. ¿Cómo describe esto a los impíos? ¿De qué manera compara a los justos con un árbol? ¿Cómo te da la estabilidad descrita en Salmo 1:3 el deleitarte en la ley de Dios? (compare Jeremías 17:7-8) ¿De qué manera se relacionan las analogías de Salmo 1:3-4 al juicio de Dios en Salmo 1:5?

El último versículo del salmo afirma que el Señor conoce el camino de los justos y de los impíos. ¿Qué significa que Dios conoce nuestros caminos (compare Salmo 31:7)? ¿Qué relación hay entre el hecho de que Dios conoce nuestros caminos a la enseñanza de Jesús de no actuar para ganar los elogios de otros (Mateo 6:1-18)

Reflexiona y ora acerca de estas preguntas durante la semana.